top of page
  • Downing

¿Cuál es el fin principal del hombre?


El fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de El para siempre.


"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios." (1 Co. 10:31)


"Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Ap. 4:11)


vea también: 1Cor. 29:10-14; Ecl. 7:29; 12:13-14

El universo entero y todo lo que hay en el existe por la buena voluntad y la gloria de Dios. El hombre es el portador de la imagen de Dios, creado como Él y

para Él (Gen. 1:26-28). El hombre fue creado originalmente justo para encontrar significado y pleno cumplimiento en el servicio a Dios, disfrutando de su comunión (Ecl. 7:29).


El primer hombre, Adán, fue creado para "pensar los pensamientos de Dios después de El", es decir, para dar el mismo significado a todas las cosas que Dios les había dado en virtud de su acto creador. En el contexto de la creación original, no caída, nada más se podría añadir al gozo y satisfacción de la primera pareja. Sin embargo, en Adán la raza humana cayó de su justicia original y quedó incapacitada intelectualmente, moralmente depravada y empíricamente pecaminosa (Gen. 3:1-8; Rom. 1:18-25;5:12; 1 Co.2:14; Ef4:13-17).


La salvación en el tiempo y la historia humana es la redención de la imagen divina en el hombre (Ro. 8:29). Para lograr esto fue necesaria de la encarnación, la humillación y la exaltación del Señor Jesucristo (Fil.2:5-11), y la unión de los creyentes con y en Cristo (Ro. 6: 1-14; 8:28-39; Col. 3:1-4). En última instancia, cada atributo divino será glorificado, ya sea en el juicio o la redención del hombre y del universo (2 Pedro 3:7-13).


La naturaleza y el carácter de Dios revelado en la Escritura constituyen la base de toda la verdad, esperanza y confianza para el creyente. Confiamos en Dios y descansamos en Él por fe, no por lo que ha hecho, hace, o podría hacer por nosotros, o a través de nosotros, sino por quién es y lo que es, es decir, la fe descansa en la Persona de Dios, no sólo en sus acciones. Sólo encontramos significado y plenitud cuando lo hacemos en el contexto del verdadero disfrute y gloria de Dios.


¿Ha usted encontrado el fin principal del hombre? ¿Se está dando cuenta de por qué Dios lo creó y lo sitúa en este punto del tiempo en la historia? ¿Es la gloria de Dios su constante y más elevado objetivo? ¿Usted encuentra el gozo en su relación con el Altísimo?


W. R. Downing

traducción Pr. Thomas Montgomery

El Catecismo Bíblico




32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page